ENVÍOS CAMBIOS, DEVOLUCIONES GRATIS, SIN PEDIDO MÍNIMO

Mini Cart

GUÍA DE TALLAS

Para estar bien informado.

Debido a las características de cada zapato, materias primas o fabriacante, cada uno se ajusta de una manera al pie. Por ello, todos nuestros zapatos han sido medidos al detalle para que aciertes con la talla cuando lo compres. Dentro de la ficha de cada producto podrás ver la medida de la suela interior en centímetros una vez selecciones la talla:

TALLA ESPAÑOLA / UECENTIMETROS DE LA PLANTILLA INTERIORTALLA REINO UNIDOTALLA ESTADOS UNIDOS

17

10,4 1.5

18

11 2.5 

19

11,7 3.5 

20

12,4 3.5  4.5 

21

13 4.5 

22

13,7 5.5 

23

14,4 6.5 

24

15 7.5 

25

15,7 7.5 

26

16,4 8.5  9.5 

27

17 10.5 

28

17,7 10  11 

29

18,4 11  12 

30

19 11.5  12.5 

31

19,7 12.5  13 

32

20,4 13  1.5 

33

21

34

21,7

35

22,4 2.5  3.5 

36

23 3.5  4.5 

37

23,7

38

24,4 

39

 25

40

25,7 

41

26,4  7.5   9

42

27  9.5 

43

27,7  10 

44

28,4 

9.5 

10.5 

45

29 

10.5 

11.5 

Como ya sabes, elegir la talla adecuada a la hora de comprar calzado infantil es muy importante ya que de ello dependerá el confort de tus hijos. Los zapatos de los niños no deben quedarles demasiado justos ni demasiado sueltos para evitar malformaciones, lesiones, torceduras o cualquier otro tipo de inconveniente en las etapas de crecimiento. Para ayudarte lo máximo posible con esta tarea, te damos algunos consejos: -Pruébale el zapato con un calcetín puesto y fíjate que de la punta de los dedos a la del calzado queden aproximadamente 0,5 centímetros de espacio. Recuerda que no es recomendable comprarle un zapato más grande de su talla pensando que así le valdrá más tiempo porque si se le sale no estará cómodo y puede conllevar posibles lesiones. -Elige una hora de la tarde para probarle los zapatos ya que a lo largo del día los pies aumentan un poco de volumen por el calor y así sabrás lo cómodo que se siente con el calzado nuevo tras una larga jornada. -Vigila regularmente su calzado y pregúntale cómo se encuentra de cómodo para asegurarte que siempre esté llevando la talla que necesita y no se vea afectado su correcto desarrollo del pie.

Para medir correctamente los pies de los niños pequeños y saber así qué talla es la adecuada a su tamaño, lo mejor es comenzar obteniendo la medida de un zapato que le vaya bien y con el que se sienta cómodo. Con un metro, mide la plantilla interior (nunca la exterior de la suela) de dicho zapato y compárala con nuestra tabla de tallas. -Si no tienes a mano un metro o no estás segura de llegar bien a la puntera por dentro, te enseñamos el método típico para coger la medida directamente del pie del niño. Para ello, coloca su pie sobre una hoja de papel y sigue estas pautas: 1- Sitúa el talón y el folio contra la pared. 2- Vigila que la planta del pie esté totalmente apoyada y recta. Piensa que si tiene el pie sin apoyar bien, o los dedos algo encogidos, la medida no será la correcta. 3- Haz una marca donde finaliza el dedo más largo y mide en centímetros la distancia en línea recta desde el borde del papel que daba contra la pared hasta la marca del dedo. 4- Compara esa medida en centímetros con la tabla de tallas del modelo que deseas comprar y redondea para coger la talla siguiente a la medida, sabiendo que es mejor que le sobren aprox. 0,5 centímetros como ya te hemos explicado anteriormente. 5-Finalmente, si la medida del pie te ha dado por ejemplo 15,3, deberías coger la talla 25 que corresponde a 15,7. Si en cambio te sale 15,6 probablemente sea mejor que pases a la talla 26, porque la 25 le quedará un poco justa. Si tienes que coger, como en este último caso, una talla que al principio le quede un poco grande, puedes solucionarlo añadiendo una plantilla extra para que le ajuste mejor el pie.